09:30 h. Jueves, 30 de Marzo de 2017

Basura y aguas residuales podrían producir energía en Centroamérica

Los motores a Gas Jenbacher de General Electric transforman en energía tanto el gas natural como todos los tipos de biogás proveniente de los desperdicios orgánicos y gases especiales generados en actividades agrícolas, mineras, industriales y en rellenos sanitarios, entre otros.

El Corporativo  |  01 de Noviembre de 2013 (13:00 h.)
Más acciones:

Jenbacher J624 two-stage engine at Energie AG Austria_3
Jenbacher J624 two-stage engine at Energie AG Austria_3

¿Se imagina poder utilizar los desechos que se vierten a la Bahía de Panamá y Cerro Patacón para generar electricidad utilizable en casas, empresas y luminarias públicas?  Pues hoy es posible y ya hay países de Centroamérica como que lo están haciendo gracias a las plantas Jenbacher desarrolladas por General Electric.

Basura, sí, simple basura casera y desperdicios sólidos de las poblaciones. Los productores innovadores de energía han aprendido a generar electricidad usando los desperdicios, una práctica ya presente en Centroamérica y que se está extendiendo y toma fuerza en muchos otros países. De hecho, en Noruega ya no cuentan con suficiente basura y están considerando importarla de Estados Unidos para generar más energía limpia.

Países como Panamá, Costa Rica, Honduras, El Salvador y Guatemala generan actualmente más de 15 megawatts con las plantas Jenbacher de General Electric que utilizan el biogás procedente de aguas servidas de alcantarillados municipales, aguas residuales procedentes de procesos industriales (como el de la obtención del aceite de palma) y rellenos sanitarios en vertederos de basura. Estas operaciones, usadas principalmente por empresas privadas, permiten una recuperación de energía con un alto impacto medioambiental, al convertir desechos en energía limpia, y alto impacto financiero, al destinar esta energía al autoconsumo, disminuyendo de esta forma la factura eléctrica convencional.

Según Héctor Aguilar, CEO de General Electric para Centroamérica y El Caribe, “nuestra región tiene un enorme potencial en lo que a generación de energía basada en biogás se refiere. Los gobiernos cada vez están más interesados en desarrollar marcos regulatorios que establezcan que los desechos y las aguas residuales deben ser tratados de forma adecuada para reducir al mínimo el daño medioambiental y poder cumplir con los acuerdos establecidos en el Protocolo de Kyoto con respecto al impacto de la Huella de carbono en cada país”.

CASOS DE ÉXITO

Vertedero de Nejapa, El Salvador

En mayo de 2011, se puso en marcha en Nejapa una planta de generación eléctrica de 6 Megawats para aprovechar el gas metano procedente del vertedero más grande de El Salvador, trabajado por medio de plantas Jenbacher de General Electric. El proceso de construcción inició en el año 1999 y desde entonces acumula más de 6 millones de toneladas de basura que se espera crezcan hasta los 12.5 millones en 2024.

Hasta el momento el proyecto de generación eléctrica por medio del biogás ha permitido reducir entre 2006 y 2010 753,560 toneladas de dióxido de carbono, mitigar los malos olores, los incendios y el movimiento subterráneo de estos gases hacia poblaciones o asentamientos cercanos.

Los beneficios sociales que un proyecto de estas características ha traído a El Salvador son la mejora medioambiental  del área y de las condiciones de salud de sus pobladores, la creación de nuevas oportunidades para el desarrollo económico gracias a la colaboración del Ministerio de Desarrollo, la contribución a la reducción de la dependencia de los combustibles fósiles y la experiencia para replicar proyectos similares tanto en El Salvador como en el resto de Centroamérica.

Daniel Chaves, Gerente Regional de GE Power & Water, señala que “los países de Centroamérica y el Caribe están apostando por el aprovechamientos de combustibles no tradicionales y menos contaminantes como el biogás, particularmente el producido a partir de los desechos de la basura en vertederos o de las aguas residuales, que es muy fácilmente utilizado en nuestras motores Jenbacher para generar electricidad limpia y barata y para recuperar perdidas de energía”

Gran Experiencia Internacional

Al igual que ocurre en Centroamérica, muchas han sido las empresas y gobiernos que han apostado por la tecnología de General Electric para producir energía por medio de la combustión de biogás, procedente de aguas residuales domésticas e industriales y de vertederos de basura, entre otros.

que  es el caso de ls y de vertederos de basura.ado por la tecnologlos acuerdos establecidos en el protocolo de Kyoto de forma a

Otro caso de éxito es el de la Universidad de British Columbia en Vancouver, institución que abrió una planta de quema de gas; la misma usa como materia prima pedazos y astillas de madera provenientes de los alrededores de la ciudad. La planta está utilizando una máquina de gas Jenbacher del portafolio Ecomagination de GE. La maquinaria genera suficiente calor y electricidad para proveer energía a 1,500 casas y proveerá hasta el 12% de calor que necesita el campus universitario. Además reducirá la emisión de gases de invernadero de la universidad en un 9%, el equivalente a eliminar 1,000 carros de la carretera.

Mundialmente se está extendiendo un movimiento en el que granjeros, cerveceros, hospitales y escuelas están construyendo pequeñas plantas energéticas eco amigables en sus patios y generando electricidad a partir de suero de queso, agua con levadura desechada de cervecerías, cáscara de arroz, madera e incluso de almuerzos escolares desechados, todas sustancias orgánicas que se convierten en biogás en las máquinas omnívoras Jenbacher de GE. El resultado: Megawatts de electricidad más económicos y limpios para sus empresas o para vender al mercado.

Importancia del biogás

El Biogás está compuesto por un 50% a 60% de Metano, entre un 35% y un 40% de Dióxido de Carbono, de 0.5% a 5% de Nitrógeno, de 1% a 3% de Hidrógeno y aproximadamente un 0.1% de Sulfuro de Hidrógeno además de trazas de vapor de agua.

Con un metro cúbico  de biogás se puede generar hasta 22,000 BTU/m3 de energía calorífica o de 1.6 hasta 2.2 kwh de electricidad lo que equivale a aproximadamente 6,25 kwh de energía, a 0.6 litros de diesel, a 1,43 kilos de madera o a 0,7 kg de carbón.

Con su energía se pueden generar hasta 6 horas de luz con una bombilla de 60w, poner a funcionar un refrigerador de un metro cúbico de capacidad durante 1 hora completa o hacer funcionar un motor de un caballo de potencia durante dos horas,

Más noticias en Actualidad

  P&G es elegida como una de las mejores compañías en las áreas de liderazgo, reclutamiento e inclusión

El reconocimiento de las firmas globales de consultorías Hay Group y Universum y de la revista Working Mother refuerza el compromiso de la...

  PHILIPS INSTALA SOLUCIÓN LED DE ENERGÍA SOLAR PARA ILUMINAR LA CANCHA DE LA ESCUELA DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO.

Philips  desarrolla un programa global de apoyo a las comunidades denominado: Philips Community Light Center . Esta iniciativa que se...